viernes, 10 de julio de 2015

Muere Jacobo Zabludovsky, Periodista Mexicano

 Muere Jacobo Zabludovsky, Periodista Mexicano

El periodista Jacobo Zabludovsky, a quien se considera pionero en los noticiarios por televisión en México, murió este jueves a los 87 años de edad.
Durante casi tres décadas años encabezó el principal espacio informativo del país, llamado 24 Horas que transmitía la televisora Televisa.
De Zabludovsky se recuerdan entrevistas a personajes históricos, como Salvador Dalí, o la transmisión de la llegada del hombre a la luna, en 1969.
El periodista narró desde el teléfono de su automóvil la devastación de Ciudad de México por el sismo del 19 de septiembre de 1985.
Durante la mañana de ese día, el testimonio de Zabludovsky fue prácticamente la única fuente de información sobre el desastre.
El sismo derribó las torres de transmisión de televisoras y estaciones de radio, interrumpió el servicio eléctrico de la capital y dañó el sistema de telecomunicaciones del gobierno federal.
Zabludosvy recibió el Premio Internacional de Periodismo Rey de España, y otros reconocimientos nacionales por su trabajo.
En 2009 la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) le otorgó la Medalla al Mérito Ciudadano por sus reportajes y artículos sobre Ciudad de México, donde nació en 1928.
Pero los críticos del periodista recuerdan que en sus espacios televisivos prevalecía la información oficial.
El 2 de octubre de 1968 ocurrió la matanza de estudiantes en Tlatelolco. En su noticiero Zabludovsky señaló que hubo “un zafarrancho con algunos heridos”.
Como la mayoría de los medios mexicanos, en su noticiero 24 Horas prácticamente nada se informó del período conocido como Guerra Sucia, en la década de los 70.
Más de 800 personas desaparecieron por policías y militares en esos años, según organizaciones civiles.
Y en la polémica elección presidencial de 1988 Zabludovsky sólo abrió espacio a los críticos del opositor Cuauhtémoc Cárdenas, quien denunció haber sido víctima de fraude electoral.
Jacobo Zabludovsky reconoció las críticas a su desempeño profesional, pero también dijo que le tocó vivir una época difícil.
“Eran momentos de una estricta vigilancia por parte de las autoridades, empeñadas en que ninguno de los medios dieran una información que ellos consideraban excesiva”, dijo al diario La Jornada en 1998.
“Nos reducían a nuestra mí­nima expresión”

0 comentarios:

Publicar un comentario